Tal día como hoy en 2002, el WGPSN (Working Group for Planetary System Nomenclature), decide retirar el nombre a un cráter de la luna denominado Eppinger. ¿El motivo? Se verificó que no era adecuado rendir homenaje al doctor Hans Eppinger debido a sus vinculación con los nazis.

Durante 1944, Eppinger experimentó con un grupo de 87 prisioneros, les privababa de alimenos y sólo les daba agua de mar para beber. Anotaba los efectos de la ingesta. Según los documentos: “los prisioneros acabaron tan deshidratados que lamían el suelo recien fregado para poder beber un poco de agua”.