Tal día como hoy en 2012, El grupo ruso de punk “Pussy Riot”, hace sin autorización una canción protesta en la Catedral de Cristo Salvador de Moscú, en la que piden a “Theotokos” (Madre de Dios, la Virgen María) que eche a Vladimir Putin del poder.

pussy-riot-church

Fueron detenidas y condenadas a 2 años de prisión, se las acusó de blasfemia e incitación al odio. La condena tuvo muchas críticas por lo que había sido sólo un acto simbólico de protesta pacífica. Su juicio fue denunciado como un juicio-espectáculo. Amnistía Internacional las considera una prueba de la falta de libertad de expresión en Rusia. Lo genial, es que con la protesta, Pussy Riot grabó un videoclip musical.

Esta acción debería suponer una reflexión sobre la invisibilidad de la protesta social y que cosas se pueden hacer para cambiar el sistema.

Vean aquí el ya famoso vídeo musical.