Tal día como hoy en 1992, terminaba el viaje de Christopher McCandless. Un joven norteamericano que abandonó todo. Eligió ser un vagabundo. Dejó la civilización para ir a vivir en soledad a Alaska. Allí encontró su autobus mágico y puso sentido a toda su existencia. La felicidad, escribió, solo es real cuando es compartida.

Chris McCandless 

Chris se graduó en la Universidad de Emory (Atlanta, Georgia) en 1990, en historia y antropología. Su rendimiento, superior a la media, y su éxito académico enmascararon un desprecio creciente por lo que él percibió como el materialismo vacío de la sociedad norteamericana. Al terminar la universidad donó a la caridad 24.000 dólares que tenía ahorrados para ir a recorrer el país.

Se cambio el nombre a Alex Supertramp (Alex vagabundo) y viajó por Arizona, California y Dakota del Sur donde trabajó en labores agrícolas. Las obras de Jack London, León Tolstoi y Henry David Thoreau tuvieron una fuerte influencia en McCandless, y soñó con abandonar la sociedad, al estilo de Thoreau, por un período de solitaria contemplación, buscándose a sí mismo.

Durante años, McCandless había soñado con una “Odisea de Alaska”: vivir de la tierra, lejos de la civilización, y manteniendo un diario de vida que describiera su progreso físico y espiritual, enfrentando las fuerzas de naturaleza.

Después de hacer una caminata a Stampede Trail, McCandless encontró un autobús abandonado como un lugar para asentarse, y se empeñó por vivir exclusivamente de la tierra. Llevaba consigo una bolsa de arroz, un rifle Remington semiautomático, municiones, un libro sobre las plantas locales, varios otros libros, y un poco de equipo de campamento. Asumió que debía cazar para poder vivir: a pesar de su inexperiencia como un cazador, McCandless capturó con éxito animales pequeños tales como puercoespines y pájaros. Una vez mató un alce, no logrando conservar toda la carne sobrante, pese a haberla ahumado sobre los arbustos, tal como le recomendaron los cazadores con que se había encontrado en Dakota del Sur.

Su diario de vida contiene entradas que cubren un total de 113 días. Estas fechas relatan la cambiante fortuna de McCandless. Después de vivir con éxito en el autobús durante varios meses.

Su vida inspiró una película (Into the Wild, Sean Penn) que recomiendo mucho ver si no se conoce la historia. Dos documentales críticos (The Call of the Wild, Ron Lamothe) y (Back to the Wild, Arion Ferguson) y un libro del mismo nombre (Into the Wild, Jon Krakauer). La historia de McCandless también inspiró un episodio de la serie de televisión Millennium, el álbum Cirque, por Biosphere, y una serie de canciones populares, entre ellas, la más conocida, Neighborhood 2 del grupo de rock canadiense Arcade Fire y Alexander Supertramp de la banda pop punk de Illinois, Real Friends.

 

Para saber más… (si sigues más abajo del vídeo continua un fragmento que tiene espoilers. Recomiendo ver la película primero y la historia completa después).

 

Hay algunas voces muy críticas con Chris McCandles. Su muerte se podía haber evitado fácilmente. Los habitantes de Alaska no entienden como alguien se pudiera adentrar a vivir en su territorio sin tener ni siquiera un mapa. McCandless estaba desinformado de la existencia de un vagón colgante a 400 metros donde no pudo cruzar el río Teklanika (dispositivo colgante de un cable de acero para cruzar el río usando poleas), y también de la existencia de cabañas abastecidas con suministros de emergencia 6 millas al sur del autobús, donde murió.

Por otra parte, su ejemplo esta poniendo la vida de otros jóvenes en peligro. El guardabosque Peter Christian, del Alaskan Park, escribió: “Estoy continuamente expuesto a lo que yo llamo el ‘Fenómeno McCandless’. Son casi siempre jóvenes los que vienen a Alaska para desafiarse a sí mismos contra un paisaje desierto, donde el acceso es difícil y las posibilidades de rescate son prácticamente inexistentes. […] Cuando usted considera lo que hizo McCandless, desde mi perspectiva, se ve rápidamente que fue simplemente tonto y desconsiderado. Primero, empleó muy poco tiempo en el aprendizaje de cómo era realmente la vida salvaje. Llegó al Stampede Trail incluso sin un mapa del área. Si él hubiera tenido un mapa podría haber salido sin dificultades. Judith Kleinfeld escribió en Anchorage Daily News que “muchos habitantes de Alaska reaccionaron con rabia frente a su estupidez. Tendría que ser un idiota, afirman, para morirse de inanición en pleno verano a 20 millas de la carretera.”

Algunos se preguntan qué hacía un autobús en esa montaña. En 1961, una empresa constructora de Fairbanks (Yutan) obtuvo el contrato para asfaltar la pista forestal y convertirla en una carretera, compró tres autobuses destinados a desguace que pertenecían al servicio de transporte público de la ciudad de Fairbanks para alojar a los peones que construirían la carretera, además los equipo con una estufa cilindrica a leña y una litera, en 1963 la empresa retiró dos de los autobuses, dejando uno solo para su ocasional uso por parte de los cazadores que se aventuraran hasta allí.