Tal día como hoy en 2013, el gabinete de comunicación del PP Balear envía por error un mail a la prensa. En dicho mail se comprueba que el PP tiene trabajando para el una comunidad de trolls (opinadores según el mail) para crear confusion en los foros y mejorar la imagen del PP en internet, ya sea respondiendo acusaciones de corrupción o ensalzando al partido, según la noticia.

opinadores

El ‘lapsus mail’, como lo calificaron los medios, realmente debía haber ido dirigido a un grupo de “opinadores” −término usado en el email−, es decir, un grupo de comentaristas secretos adscritos al Partido Popular. Su misión era la de comentar en internet las noticias que les mandan desde el gabinete de prensa y hacerlo de acuerdo a unas directrices que también les especificaban. El texto que encabezaba las instrucciones rezaba “Buenos días opinadores, éstas son las noticias para comentar”, y listaba la lista de temas a tratar, algunos junto con los argumentos que debían emplearse en su defensa.

Se desconocen las condiciones de los opinadores y su relación al partido. Se desconoce número, en que foros operan y la cantidad de horas que dedican a la actividad. Y es de suponer que no sólo lo usa el PP Balear. Sin embargo, la sistematización de esta estrategia para controlar la opinión en la red revela la importancia que se le confiere a las opiniones “no oficiales en la red”. En realidad son operaciones encubiertas en toda regla, al estilo de las que se usan en inteligencia, puesto que el mero hecho de que se supiese que un partido político intoxica la red sería suficiente para que esas opiniones ya no fueran tenidas en cuenta.

Para saber más…

‘Lapsus mail’: opinadores
Página de ‘captación de opinadores del PP Balear’