Y dijo: Déjame, que raya el alba. Y él dijo: No te dejaré, si no me bendices.
Y él le dijo: ¿Cuál es tu nombre? Y él respondió: Jacob.
Y él dijo: No se dirá más tu nombre Jacob, sino Israel:
Porque has peleado con Dios y con los hombres, y has vencido.

Génesis 32: 26-28

Shemá Israel

Shemá Israel (שְׁמַע יִשְׂרָאֵל,) es una de las principales oraciones del judaísmo. Esta inspirada en Deuteronomio 6:4 y significa “escucha Israel”. Tiene mucho significado la exhortación a Israel para que escuche. En la Torah (el pentateuco cristiano) no son pocas las veces que el pueblo hebreo es díscolo y duro de oído. Hasta tienen cierta fama de ello en el texto religioso. Provocaron la ira de Moises que rompió las Tablas de la Ley (éxodo 32:19) debido a su terquedad… Israel más de 3000 años después sigue sin escuchar.

Israel es el nombre que el ángel del Señor le da a Jacob (uno de los patriarcas de la Biblia) después de haber luchado contra el. A los descendientes de Jacob se les da el nombre del pueblo de Israel.

Israel significa “el que lucha y es fuerte”, “Dios lucha” o “soldado de Dios”. Nótese las implicaciones bélicas de los significados. Y si lo juntamos todo, ¿qué tenemos? Alguien que lucha, hace la guerra y no escucha. No escucha a la comunidad internacional, ni a la ONU, ni tiene piedad por sus víctimas.

Escribo esta entrada del blog, porque tras los últimos ataques de Israel a los palestinos, he visto en facebook cantidad de opiniones culpando a Hamás del conflicto y escribo esta entrada con un ánimo pedagógico en cierto sentido. Quiero dar mi visión personal, explicar brevemente el conflicto israelí palestino y contar cuales son mis fuentes y en que me baso para pensar así. Vamos allá.

Breaking the Silence

En 2010 tuve la oportunidad de entrevistar a un ex-soldado israelí. Fue en Madrid. Había una exposición de “Breaking the Silence”. Breaking es una asociación de exmilitares israelies que, cansados de cometer injusticias ellos mismos, denuncian el maltrato y el hostigamiento de Israel a Palestina. Su misión ahora es que se sepa lo que ocurre en Israel porque como ellos mismos afirman “descubrieron la diferencia entre la realidad que habían encontrado en los territorios ocupados y el silencio que había en casa”.

Breaking-the-silence-logo-300x225

Logo de “Breaking the Silence”

Recuerdo perfectamente a aquel soldado. Era alto y de piel clara. Estaba simplemente en la exposición de pié, atendiendo a la gente. Por aquella época yo ya había oído que Israel derribaba las casas de los palestinos. Y en inglés, después de decir hola, se lo pregunté directamente. “¿Es verdad que vosotros derribáis las casas de los palestinos?”

Bajo la mirada y tímidamente dijo “Sí”. Hizo una pequeña pausa y luego explicó mejor. “Israel alega razones de seguridad nacional, todo parece tener un porqué. Dice que es para defenderse de los cohetes o los terroristas, pero lo cierto es que hacemos franjas de seguridad y derribamos todas las casas. Les dejamos sin hogar”.

No son los únicos. También existen las “Mujeres de negro” en Israel. Otro colectivo judío que denuncia la política asesina de Israel. Pero Israel es su país, y no quieren formar parte de ello.

Y aquella entrevista, a mi en cierto modo, me marcó. Lo vi en sus ojos, todo era verdad y tenían que contárselo al mundo. Y a partir de ahí, procuré informarme más…

Judíos-ultraortodoxos-que-apoyan-a-los-enemigos-de-Israel

No son pocos los judíos que denuncian la política del estado de Israel. Algunos ultraordoxos también.

 

Israel es un estado judío y por tanto religioso

Lo primero que hay que tener claro es que el Judaísmo es una religión. Como el Cristianismo o el Islam. Israel es un estado judío, es decir, un estado eminentemente religioso, como Irán o Arabia Saudita (los cuales se los pone de ejemplo de fanatismo, pero no a Israel). Imaginad lo que supuso en España un estado católico, es decir, una visión muy religiosa y sesgada de la realidad, lo cual es la fuente del conflicto.

Las implicaciones de esto, las explica maravillosamente bien Israel Shahak en su libro “Historia Judía, Religión Judía”. Para Shahak, Israel el problema es el fanatismo y considera “a los habitantes de los territorios ocupados las primeras víctimas de una ‘utopía cerrada’ que, en una espiral cada vez más frenética, acabará por desestabilizar la totalidad de la región y por arrastrar a sus propios defensores”.

Israel Shahak, fue judío, profesor de química de la Universidad de Jerusalem y activista político de tendencia antisionista y presidente de la Liga Israelí por los Derechos Humanos entre 1970 y 1990. Es una de las voces mas autorizadas para la crítica y comprensión del estado israelí, porque como el mismo dice: ‘quien mejor que un judío para criticar y comprender a Israel’.

En definitiva que  un estado sea religioso supone que aplica la estrecha visión de la religión sobre la realidad, y esto, trae muchos problemas. Especialmente de convivencia con otros credos. Israel practica una discriminación positiva para los judíos, es decir, los ciudadanos tienen una serie de beneficios y prebendas económicas por el mero hecho de ser de una religión particular. ¿Se imaginan ustedes los titulares si en Irán, los musulmanes tuvieran subvenciones para comprar vivienda pero les fueran negado a los cristianos por el mero hecho de serlo? Ahi lo dejo.

 

Realmente: ¿Cual es el problema?

El problema de Israel se puede explicar muy brevemente. Es muy simple. Resulta que, da la casualidad, al bueno de Dios se le ocurrió en Numeros 34:1-12 definir los límites de la tierra prometida de los judíos…

 

34:1 Y Jehová habló a Moisés, diciendo:
34:2 Manda a los hijos de Israel y diles: Cuando hayáis entrado en la tierra de Canaán, esto es, la tierra que os ha de caer en herencia, la tierra de Canaán según sus límites,
34:3 tendréis el lado del sur desde el desierto de Zin hasta la frontera de Edom; y será el límite del sur al extremo del Mar Salado hacia el oriente.
34:4 Este límite os irá rodeando desde el sur hasta la subida de Acrabim, y pasará hasta Zin; y se extenderá del sur a Cades- barnea; y continuará a Hasar-adar, y pasará hasta Asmón.
34:5 Rodeará este límite desde Asmón hasta el torrente de Egipto, y sus remates serán al occidente.
34:6 Y el límite occidental será el Mar Grande; este límite será el límite occidental.
34:7 El límite del norte será este: desde el Mar Grande trazaréis al monte de Hor.
34:8 Del monte de Hor trazaréis a la entrada de Hamat, y seguirá aquel límite hasta Zedad;
34:9 y seguirá este límite hasta Zifrón, y terminará en Hazar- enán; este será el límite del norte.
34:10 Por límite al oriente trazaréis desde Hazar-enán hasta Sefam;
34:11 y bajará este límite desde Sefam a Ribla, al oriente de Aín; y descenderá el límite, y llegará a la costa del mar de Cineret, al oriente.
34:12 Después descenderá este límite al Jordán, y terminará en el Mar Salado: esta será vuestra tierra por sus límites alrededor.

Y también lo hace en Ezequiel 47:13-20.

palestina_2

¿Y que pasa con esto? Pues que cuando se crea el estado de Israel en 1948, después de la segunda guerra mundial les dan un trozo de terreno cerca de los enclaves bíblicos. Pero un trozo, no todo.

En aquel momento, muchos judíos de la diáspora (los judíos dispersados por todo el mundo) deciden irse a vivir a Israel, la tierra prometida por fin, después de tantos años de vagar por el mundo.

Pero, ¿quien decide volver a la tierra prometida? No los tibios, no los judíos normales, no los descendientes de judíos ateos, agnósticos o simplemente pasotas de la religión (que hay muchos). No. Se viene lo más ultra de cada sitio. Los fanáticos, los integristas, los que matarían y defenderían las profecías bíblicas con su vida: los colonos.

Y esa selección natural de efecto llamada de la tierra prometida de Israel provocó el fanatismo….

De hecho, los hebreos que vivían en la zona antes de la llegada de la diáspora, vivían en paz con sus hermanos musulmanes. Antes de la llegada de los ultras.

Israel-Palestinian_Wall_Ich_Bin_Eine_Berliner

Ich bin ein berliner (Yo soy berlinés).

 

Por el camino del engaño

Otro libro de referencia para mi fue “Por el camino de la decepción” de Victor Ostrovsky. Un ex-agente de mossad que ahora es pintor. Ovstrovsky cuenta muchas cosas en su libro, su reclutamiento del Mossad (el servicio de inteligencia israelí) y su desencanto y sobre todo como poco a poco Israel se fue fanatizando. En la página 52 puede leerse lo que para mi es el quid de la cuestión: “Si permaneces en el lugar donde te hallas políticamente, de modo automático te estás desplazando hacia la izquierda porque actualmente todo el país parece desviarse rápidamente hacia la derecha.

Y es que Israel es un estado genocida y fanático. Baste como ejemplo el muro que han construido para separar a Palestina.

Porque ojo, no es un muro para separarse de los palestinos, sino para separarles entre ellos y hacerles su vida lo más dificil posible. En 1949, se delimitó la famosa línea verde que definía los limites de Israel y los terrenos árabes. Desde entonces, y sobre todo mediante la construcción del muro, Israel no ha hecho más que comer terreno y aislar (ahogar) a los palestinos que además para moverse y trabajar deben de pasar los checkpoints (controles) militares.

(Nota: “Por el camino de la decepción” es un título erróneamente mal traducido. ‘Deception’ en inglés significa ‘engaño’ y es el lema del Mossad.)

map1_eng

Linea verde y línea del muro.

El siguiente mapa, desvela de un plumazo la estrategia de Israel…

PAL-Land-Loss

La tendencia es clara. Sobran comentarios. Cada conflicto se usa para anexionar tierra.

Y el acoso de Israel a Palestina es completo. Desde fiscalizar cada movimiento de los palestinos en israel, hacerlos esperar horas en un checkpoint (muchos palestinos se ven forzados a trabajar en Israel), hasta realizar pasadas con los cazas militares para asustarles… de todo.

checkpoint

Control de acceso (checkpoint) Israelí.

 

Israel no cumple las resoluciones de la ONU

El estado de Israel es tremendamente cínico a la hora de evaluar la situación y culpar a los palestinos del conflicto. Israel ha incumplido 26 resoluciones de la ONU. Si Israel quisiera, el problema acababa mañana mismo. Pero es el primero que no lo quiere resolver.

 

obama israel palestina

 

Se puede argumentar que los palestinos tampoco son unos santos, y que Hamas es un grupo terrorista, y que los palestinos lanzan cohetes sobre Israel… etc.

COHETES_DE_HAMAS

Cohetes de Hamas.

Pero lo cierto es que Israel es mucho más poderoso (infinitamente) que Palestina. Y más PODER es mas RESPONSABILIDAD. A día de hoy no existe una definición consensuada sobre terrorismo. La etiqueta de terrorismo aplicada a Hamás, es sesgada y obvia toda la estrategia de ahogo y muerte de Israel. Es una defensa legítima. Los primeros interesados en cesar el conflicto son los palestinos, porque ellos son los débiles en este caso. El cinismo de Israel radica en que necesita acusarlos de terrorismo y defensa propia para borrarlos del mapa. Porque eso es lo que quiere.

 

3085437217

Actor judío explicando como son los métodos de tortura que práctica su país.

 

Antisemitismo

La derecha israelí (sobre todo el Likud), y en general la derecha, y los grandes medios de comunicación, cuando alguien critica abiertamente la política de ocupación de Israel le llaman antisemita. Es una etiqueta vacía. No significa nada. Como cuando dicen “bolivariano” o “terrorista”. Es ponerte una etiqueta para ilegitimarte y que no hagas un análisis a fondo del tema. Vamos por partes.

201212021501image

La mayor razón de Israel contra sus oponentes ideológicos es de tacharos de antisemitas, lo cual viene a significar ¿racistas?

He dicho que es una etiqueta vacía. ¿Por qué? Porque semitas son aquellas personas cuya lengua materna es una lengua semita. Toman su nombre de uno de los hijos de Noé. Este tuvo tres hijos: SEM, CAM y JAFET. Las lenguas llamadas semíticas son: el árabe, el hebreo, el amárico y el tigriña. Es decir: los árabes también son considerados semitas. Es verdad que posteriormente (siglo XIX) se acuño el término contra los judíos. Pero en esencia no significa nada, es  un arma arrojadiza. Significa: no me critiques.

Es verdad que en general, el termino antisemita, puede tener cierto éxito porque al ser un pueblo (y estado) tan complicado, la mayoría de nosotros lo desconocemos casi todo de ellos, y en esa ignorancia, la ofensa del antisemitismo parece que cala más.

Pero si criticar la política de Israel es ser antisemita en la peor acepción del término entonces yo lo soy. Creo que es  un estado genocida, injusto y opresor. Pero si antisemita se entiende como odiar la cultura y la esencia judía soy inocente. Yo estudié cabalá hebrea varios años, hasta conozco un poco de hebreo bíblico. Conozco el pensamiento místico judío. Y me encanta la música klezmer (de los judíos askenazí) y la música sefardita (antigua Serafat, es decir, España).

Gracias a mi profesor de Cábala conozco muchas cosas de este singular pueblo. No soy un experto. Creo que tienen un gran legado cultural, pero todo ese legado no me impide ver que el fanatismo (de unos pocos hebreos) están cometiendo unas injusticias atroces en Palestina. Lo del antisemitismo es un cuento: Estado de Israel genocida.

nino_palestino_contra_tanque_israeli

Lucha Israel Palestina, nótese la descompensación de la fuerza.

Esta es la verdadera lucha Israel-palestina. Pensad quien puede realmente terminar la guerra y buscar la paz. Termino el escrito como lo empecé. Como una oración hacia Israel. ‘Escucha Israel’, que parafraseando al estilo bíblico ya sería hora de que ‘hagas manso tu corazón’, y dejes de exterminar a tu hermano, porque mientras veas la vida a través de tu fanatismo jamás tendrás Paz.

Hasta la próxima entrada.

MIG

paz_israel_palestina

Amén (que así sea).