Tal día como hoy, en 1995, se produce el asesinato de Isaac Rabin. Isaac fue un militar y político israelí, séptimo jefe del Estado Mayor del Ejército de Israel y el quinto Primer Ministro —el primero nacido en el país. Fue asesinado por , un estudiante judío extremista de la Universidad Bar Ilán, perteneciente a la derecha radical israelí y opuesto a las ideas de entregar territorios a cambio de la paz.

Tras una manifestación en apoyo de los Acuerdos de Oslo celebrada en al plaza de Los Reyes de Israel, Amir esperó a Rabin en un estacionamiento contiguo a la plaza. Junto a la limusina oficial Amir disparó dos veces a Rabin con una pistola semiautomática. Durante el ataque Amir también hirió a un guardaespaldas con otro disparo. El asaltante fue inmediatamente reducido y se trasladó a Rabin a un hospital. Allí murió 40 minutos después desangrado.

Amir pasó 17 en régimen de absoluto aislamiento, sin jamás expresar el menor remordimiento. A través de sus raras declaraciones, dadas a conocer por sus allegados, se infiere que Amir reivindica un sionismo religioso nacionalista, muy impregnado de mesianismo. El mismo considera a la izquierda laica israelí, y a cualquier dirigente dispuesto a restituir tierras a los palestinos a cambio de paz (el dar y recibir que encarnaba Rabin) como un obstáculo inaceptable para la concreción de la profecía divina del “Gran Israel”.