Tal día como hoy, en 1999, se realizan las multitudinarias protestas contra la cumbre de la Organización Mundial del Comercio (OMC) en Seattle, tambien conocida como la batalla de Seattle. Está considerada como el inicio de una nueva etapa del movimiento antiglobalización, a partir del cual han tenido lugar protestas masivas en todas las cumbres de la OMC.

Fue un hito porque los convocantes no eran un solo grupo, sino un amplísimo y heterogéneo frente de organizaciones sociales de todo tipo: sindicales, ecologistas, estudiantiles, anarquistas, feministas, pacifistas, de derechos humanos, religiosos… tanto de Estados Unidos como de los demás países desarrollados y del Tercer Mundo. Las protestas eran pacíficas pero las fuerzas de seguridad, para “liberar” el centro, inician una violenta represión que chocó contra la resistencia pacífica de la mayor parte de los manifestantes, y también respuestas violentas fundamentalmente de los grupos anarquistas (rotura de vidrieras, lanzamiento de maderas, etc.).