Tal día como hoy, en 1957, una perra soviética llamada ‘Laika’, fue lanzada al espacio por los rusos, se convirtió en el primer ser vivo terrestre en orbitar la Tierra. También fue el primer ser vivo terrestre en morir en el espacio.

Tras Laika, la URSS envió doce perros más al espacio, de los cuales cinco de ellos regresaron con vida a la Tierra. Y después lanzaron un hombre que más tarde díria: “Todavía hoy no sé si yo soy el ‘primer hombre’ o el ‘último perro’ en volar al espacio.” Yuri Gagarin.