Tal día como hoy en 1959, se produce una sublevación en Lhasa (Tibet) contra las fuerzas Chinas. En realidad ese levantamiento fue fruto de una serie de operaciones secretas de la CIA.

dalai-lama

La CIA entreno y dio cobertura a todo el movimiento, llegando incluso a financiar al Dalai Lama desde 1950 hasta 1974 con 180,000 dólares al año que recibía personalmente. En su biografía al final de su vida, el Dalai Lama criticaba a la CIA porque “todo lo habían hecho para desestabilizar a los comunistas”.

Documentos secretos recientemente desclasificados revelan que en los años 60 la CIA financió con más de un millón de dólares anuales las actividades del Dalai Lama en el exilio. También entrenó en Estados Unidos a tibetanos exiliados. El objetivo era desestabilizar los gobiernos comunistas de la URSS y China.

Para saber más…

Dalai Lama y la CIA: amistad en el Himalaya