Tal día como hoy en 2006, México celebra elecciones generales. Los resultados oficiales dieron la victoria al candidato presidencial del Partido de Acción Nacional (PAN), Felipe Calderón, por un estrecho margen (0,56%) ante el candidato del Partido de Revolución Democrática (PRD), Andrés Manuel López Obrador. Este no reconoció el resultado alegando fraude electoral por el gran número de irregularidades que se presentaron en la jornada electoral.

amlo-2006-manifestacion-fraude

Lo cierto es que ya antes de las elecciones los últimos estudios de opinión mostraban un empate técnico entre PAN y PRD, quienes aparecían con porcentajes tan cercanos que prácticamente ninguna encuesta establecía claramente el posible ganador (la diferencia entre ambos candidatos caía en el margen de error).

Al conocerse los resultados, el candidato del PRD, Andrés Manuel López Obrador, declaró que se había producido un fraude electoral y exigió el recuento de los votos, movilizando en la ciudad de México a millones de manifestantes en su apoyo, bloqueando los accesos a la avenida Paseo de la Reforma (una de las más importantes de la ciudad) y al centro de la ciudad por más de un mes.

López Obrador se autoproclamó presidente legítimo el 20 de noviembre del 2006 e instaló un plantón de casi tres meses sobre el Paseo de la Reforma, una de las principales avenidas de la Ciudad de México.

NO AL PINCHE FRAUDE

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación declaró válidas las elecciones presidenciales, sin embargo, en su dictamen, los magistrados reconocen que la actuación del presidente Vicente Fox puso en riesgo la legitimidad del proceso al hacer campaña abiertamente a favor del candidato de su partido, el PAN.

Con todo, en una encuesta publicada en el periódico El País en 2011, el 49% de los mexicanos consideraba que había existido fraude, contra un 43% que consideraba que no lo hubo. Ver aquí las “controversias e irregularidades de la elección presidencial de 2006 en México”.