Tal día como hoy en 1971, Francisco Franco recibe al general Vernon Walter enviado por Richard Nixon. El objetivo de la visita era preparar la transición democrática española a la muerte del dictador.

Franco%20con%20Eisenhower

La Transición española se diseñó en Langley (Virginia), en la sede central de la CIA. Todo el proceso comprendía 3 misiones codificadas bajo los nombres de: Lucero (medidas encaminadas a que, cuando muera Franco, durante su funeral y los días posteriores, la situación en las calles también quede «atada y bien atada»), Diana (actuaciones necesarias en caso de que se produzca un vacío de poder) y Alborada (medidas para que que el rey designado por Franco sepa lo que tiene que hacer en todo momento). España era importante para los Americanos porque era un punto estratégico de cara a Oriente Medio y estaba alejada de Rusia, de manera que podía servir como reservorio militar en caso de ataque rojo.

Los yanquis no podían permitir que un gobierno de izquierdas tomase las riendas y echara por tierra las excelentes relaciones que Franco mantenía con el Tio Sam. Relaciones que eran carnales en el caso de los servicios secretos. Los gringos necesitaban seguir teniendo acceso a sus bases militares: Rota, Morón, Zaragoza y Torrejón.

Por eso diseñaron la transición e incluso a alternativa. Felipe González alias “Isidoro” era el hombre que la CIA apoyó para gobernar España, le financiaron usando la Internacional Socialista en Alemania. No todo el mundo estuvo de acuerdo con lo que les proponían hacer los americanos. En palabras de Pilar Urbano…

Carrero se opuso y voló, Arias plantó cara en Helsinki y cesó, Suárez no quería y cayó. Leopoldo Calvo Sotelo dió su “bando” anunciándolo a toda prisa y no siendo aún presidente, el 18-F de 1981. Y una vez repuesto del “tejerazo”, ratificó lo de la OTAN sin perder un minuto. Pilar Urbano.

Para saber más…

La CIA en España. Alfredo Grimaldos.