Tal día como hoy en 1983, el grupo de empresas conocida como RUMASA, propiedad de la familia Ruiz Mateos es expropiada en virtud del Decreto-Ley 2/1983, por razones de utilidad pública e interés social (según el gobierno socialista). Rumasa

Rumasa, estaba constituida por más de 700 empresas, una plantilla de 60.000 personas y facturaba unos 350.000 millones de pesetas (más de 2.000 millones de euros) anuales. Habría mucho que hablar de la ‘intrapolítica’ de esta expropiación: Exceso de acumulación de poder, desafío a los socialistas, acaparación de influencias o juego sucio y políticas económicas demasiado agresivas del grupo.

Lo que estaba claro, es que Ruiz Mateos, habría sido “el dueño” de España.

Para saber más…

La gran expropiación

El primer gran escándalo financiero de la democracia

El otro 23F

Miguel Boyer, el artífice de la expropiación de RUMASA