Tal día como hoy en 1994 se desclasifica el manual de tortura de la CIA llamado KUBARK, fechado en 1963. Un manual para ser efectivos al practicar el horror. Con cosas… inimaginables.

Kubark

Estos manuales recomiendan que el arresto de sospechosos sea temprano, por la mañana y por sorpresa, cubrir sus ojos y dejarlos desnudos. Los sospechosos deben estar incomunicados y prohibírseles cualquier tarea rutinaria, como comer o dormir.

Este manual, aplicado en la Escuela de las Americas, no es sin embargo más que una versión antigua de lo que se está haciendo actualmente que son técnicas todavía mucho más avanzadas.

El cansancio y el asedio son importantes. El objeto de la tortura es llevar a la “regresión” y debe hacerse si se puede con un psiquiatra. La regresión es  básicamente una pérdida de autonomía, un retroceso a un nivel conductual más infantil, la personalidad se desmorona y queda desnudo el estado infantil del adulto. Cuando los sujetos retroceden, sus aprendidos rasgos de personalidad se desploman el orden cronológico inverso. Comienza a perder la capacidad de llevar a cabo actividades creativas superiores, tratar con situaciones complejas o para hacerse cargo de las relaciones interpersonales estresantes o repetidas frustraciones.

3001_20141211cTOKy4

Se cuenta como a veces se tortura durante horas y se hacen preguntas incomprensibles, p. ej: “¿De que color es Mickey Mouse?” Se  realizan “sesiones de preguntas sin relación” e “interrogatorios sin sentido”. Los registros cuentan que después de horas de torturas continuadas sobre preguntas absurdas, cuando al detenido por fin se le pregunta algo que puede responder, la actitud que adopta con respecto al torturador es de una franca gratitud.

Gratitud y alegría por al menos poder contestar esa pregunta.

Y hay decenas de tormentos: Inyecciones de comida de manera forzosa por vía rectal, privación del sueño durante más de 70 horas, ahogamientos simulados, violanciones sexuales con palos, palizas, privación de luz, forzamiento a oir música atronadora.

Khallad bin Attash fue sometido a 70 horas de privación de sueño, dos menos de las permitidas. Después, oficiales de la CIA le permitieron dormir durante cuatro horas para luego mantenerlo despierto, sentado, durante otras 20. Algunos detenidos fueron forzados a permanecer despiertos hasta 180 horas.

Los documentos fueron desclasificados por la CIA, y su contenido llevó a que en 1992, el entonces secretario de Defensa, Dick Cheney, redactara un memorando advirtiendo que esos manuales de inteligencia, creados para entrenar a militares latinoamericanos, contenían “material ofensivo y desagradable” que podía socavar “la credibilidad de EEUU y dar lugar a vergüenza significativa”.

TA-Rope

Para saber más…

KUBARK, el manual de interrogatorios con el que la CIA enseñó a torturar detenidos
Las torturas de la CIA
Tortura ‘heavy’ en Guantánamo (Música usada en las torturas)
Las torturas de la CIA tras el 11-S ‘no sirvieron para nada’
Citas del Manual de Tortura de la CIA
KUBARK: MANUAL DE TORTURAS DE LA CIA