Tal día como hoy en 1793. El rey Luis XVI es ejecutado en la guillotina de la Plaza de la Revolución (actual Place de la Concorde), en París. 

640px-Execution_of_Louis_XVI

El rey Luis XVI fue condenado a muerte en la guillotina por el gobierno revolucionario de la Convención el 21 de enero de 1793, declarado culpable de “conspiración contra la libertad pública y de atentado contra la seguridad nacional”. No fue el último Rey de Francia, aunque después de él se instauró La Convención Nacional (Primera República Francesa).

Llamado Luis Capeto por los revolucionarios, antes de morir exclamó: «¡Pueblo, muero inocente de los delitos de los que se me acusa! Perdono a los que me matan. ¡Que mi sangre no recaiga jamás sobre Francia!».

El verdudo de Rey se llamana Henri Sanson y era hijo, nieto y bisnieto de verdugos. Mató a 2.918 personas, entre ellas a María Antonieta, Robespierre y Luis XVI. Pero la ejecución de éste último le conmovió tanto que escribió unas cartas para contar su ejemplar comportamiento sobre el patíbulo.

Muchos años después estas cartas salieron a subasta con un precio de salida de 170.000 euros. Todo un documento histórico.

Para saber más…
Carta del verdugo de Luis XVI.