Tal día como hoy en 2013. San Antonio, Texas (USA).  Se produce la primera objeción de conciencia de la historia relacionadas con los chips de control RFID.

hernandez2-620x268

 

Andrea Hernandez, una estudiante del instituto John Jay de San Antonio (TX) se niega a llevar al cuello un chip identificativo que había sido declarado obligatorio por el centro. Según las normas del instituto, los alumnos para poder moverse por el centro debían llevar colgado del cuello una tarjeta con chip que monitorizase todos sus movimientos en los pasos del instituto.

Andrea se opone al chip por razones religiosas, para ella es “la marca de la bestia”. Otros grupos secundan la protesta de Andrea porque ven en esta implantación, el inicio del mundo orweliano de 1984.

En este sentido Andrea no está sola, desde mucho antes existen organizaciones que luchan contra la implantación de tecnología RFID. Por ejemplo la asociación alemana FoeBud (ahora DigitalCourage). Recordemos que estas siglas significan (IDentificación por RadioFrecuencia) y es un un sistema de monitorización y control de personas y cosas.

151291976_af13c4fd95

Para saber más…
Artículo sobre como implantar el chip en 10 pasos
Vídeo de las manifestaciones de apoyo a Andrea Hernández