Tal día como hoy en 1959… Reventó la presa de Ribadelago (Zamora)

 

ribadelago_feretros

 

En la madrugada del 9 de enero de 1959, pasadas las doce de la noche, la presa de Vega de Tera se rompía para lanzar sus cerca de ocho millones de metros cúbicos sobre el cañón del río Tera, arrasando a su paso la localidad de Ribadelago. Causó la muerte a 144 de sus habitantes y convirtiéndose en la segunda mayor tragedia en España en cuanto a número de víctimas mortales por la rotura de un embalse.

“La obra estaba mal hecha desde el principio. Las capas de hormigón no pegaban bien unas con otras y eso lo sabían todos los que trabajaban allí. Se hicieron muchas trampas hasta que se terminó la obra y, claro, al final tuvo que reventar, en cuanto se llenó de agua la primera vez”, según un testimonio de los obreros que la construyeron.

Los materiales usados eran de muy mala calidad. La gente del pueblo lo habían avisado (bajito eso sí, porque en aquella época uno no podía quejarse muy alto) aquella presa era una chapuza y algún día iba a dar un disgusto y efectivamente así fue.

¿Hubo una ocultación de lo que había pasado realmente? En esencia no, porque aquella tragedía mal podía ocultarse. 8.000.000 de metros cúbicos de agua salieron en apenas unos instantes por un boquete en la presa de 140 metros. El agua formó una terrible ola de barro agua y hielo que al llegar al pueblo medía unos 9 metros de altura. Arrasó.

Fue una negligencia en la construcción.

¿Responsabilidad?

El estado pagó como indemnización 95.000 pts. por hombre fallecido, 80.000 por mujer y 25.000 pts. por niño. Pero como casi siempre suele ocurrir, las personas responsables “escurrieron el bulto” y pocas fueron las responsabilidades que se depuraron. Moncabril, la empresa constructora, fue condenada a pagar 19.378.732 de pesetas, pero como muchos de los afectados murieron o emigraron después de la catástrofe, gran parte de las indemnizaciones no se pagaron. Además el entonces director de la empresa, dos ingenieros y un perito fueron condenados a un año de prisión menor. Recurrieron la sentencia y fueron absueltos. Esa fue toda la justicia que se hizo.

Para saber más…
La tragedia del Ribadelago
La noche más larga y triste de Ribadelago