En diciembre de 1979, a Telefónica se le retira su “pasodoble” que consistía en una estafa por la cual, la compañía telefónica, contaba dos pasos en vez de uno.

Antes la tarificación telefónica se contaba en “pasos”. En el verano de 1979, y en virtud de una división del núcleo urbano de Madrid en ocho distritos telefónicos, llamar de un lado a otro de la ciudad suponía para los abonados madrileños un doble paso (salvo si la llamada se producía a un distrito colindante). Con esta medida, la Compañía Telefónica Nacional de España (CTNE) conseguía incrementar el precio del 90% de las llamadas urbanas en casi un ciento por ciento sin que, curiosamente, se modificara el precio del paso.

No se puede negar que se trataba de una idea excelente para incrementar los ingresos de Telefónica sin que los abonados se percataran. Sin embargo, trabajadores de CC OO denunciaron los hechos a una organización de consumidores fundada en 1975 por el abogado madrileño Antonio García-Pablos, la OCU. A primeros de octubre saltaba el escándalo.

Para saber más…

El boicot al paso doble de Telefónica