Tal día como hoy, en 1998, en Cabo Cañaveral (Florida), un cohete rumbo a Marte despega. En su interior viaja el primer satélite meteorologico que se enviaba a otro planeta el “Mars Climate Orbiter”.Pero algo extraño ocurrió, la nave jamás llego a su ruta. Algo extraño parecía impulsarla en una dirección desconocida.

Los controladores de la NASA corregían la ruta y la nave volvía a irse a la deriva. Algo estaba alterando el rumbo de la nave y el 23 de Septiembre de 1999 desapareció para siempre de las pantallas de la Tierra. Se organizó una sesuda investigación que meses después descubrió el fallo. Una parte de los cálculos matemáticos había sido realizado con el sistema métrico, el otro, con el sistema anglosajón. Un error de unidades que hicieron perder 125 millones de dólares..

A medida que se aproximaba a Marte, la MCO se apartaba cada vez más de su trayectoria prevista, acercándose de forma peligrosa al planeta. En lugar de pasar a 226 kilómetros de altura de la superficie, pasó a solo 57 kilómetros. La sonda no estaba preparada para entrar a tan baja altura, y el rozamiento con la atmósfera marciana la desintegró por completo.