Tal día como hoy, en 2007, La Asociación Estadounidense de Psicología, prohíbe a los psicólogos de su gremio que puedan participar en técnicas de interrogación (torturas) debido a que los métodos son “inmorales, dañinos psicológicamente y contraproducentes en proporcionar información útil”. Sin embargo, después se ha sabido que colaboraron con la CIA para torturar.

Tortura

La Asociación Americana de Psicología, (APA) envió un comunicado en 2007 en que que dictaminó que los psicólogos de su gremio no podían ser más asociados con tales técnicas de interrogación debido a que los métodos eran “inmorales, dañinos psicológicamente y contraproducentes en proporcionar información útil”. La APA afirmó que se requiere a los psicólogos que asisten a interrogadores que usaban ejecuciones falsas, ahogamientos simulados, humillaciones sexuales y religiosas, posiciones estresantes o privaciones de sueño a que pongan fin a este abuso e informen las actividades a sus superiores, así como informar la implicación de cualquier otro psicólogo en tales actividades a la asociación. De no realizarse este paso, la APA retiraría la membresía a aquellos profesiones, lo cual llevaría a la revocación de su licencia en los estados en los que ejercen.

Pero después de ese comunicado se ha sabido que la APA colaboró en secreto con el gobierno de George W. Bush para justificar las torturas de terroristas sospechosos capturados en el curso de la guerra contra el terrorismo, según un informe elaborado por profesionales de la salud y activistas de derechos humanos.

El informe citado por ‘The New York Times‘ contiene correos electrónicos y otros documentos que revelan la coordinación de dicha organización con la CIA, la Casa Blanca y el Departamento de Justicia con el fin de crear una política sobre los interrogatorios vinculada a la seguridad nacional que “correspondiera a las directivas secretas que autorizaban el programa de torturas de la CIA”.

Las acciones de la APA coincidían con los esfuerzos del Gobierno para salvar el programa de interrogatorios, luego que salieran a luz en el 2004 las fotos de abusos contra prisioneros perpetrados por militares estadounidenses en la cárcel iraquí de Abu Ghraib.

El documento señala que la involucración de profesionales de la APA permitió al Departamento de Justicia defender la legalidad de los interrogatorios y argumentar que no constituían torturas, dado que eran monitoreados por profesionales de la salud.

El programa fue clausurado desde aquellas revelaciones. En 2014 el Senado emitió un informe que calificó el programa de “ineficaz y abusivo”, detallando los métodos crueles utilizados por la CIA contra los sospechosos de terrorismo, incluido el ahogamiento simulado y la alimentación vía rectal entre otros.

Posdata: Después de la filtración del informe sobre la colaboración de la APA con la CIA en los interrogatorios, el comunicado donde la asociación prohibía la colaboración en torturas ha sido retirado de su web. Ver aquí (fijense en la dirección en el navegador al pinchar).

torturascolaboradores

Para saber más…

Los psicólogos de Estados Unidos se disculpan por avalar torturas
La Asociación Americana de Psicología colaboró con el Departamento de Defensa y la CIA para promover la tortura
La Asociación Americana de Psicología justificó la tortura para la administración Bush