Tal día como hoy en 1492, finalizaba el plazo para que todos los judíos abandonasen España (o como ellos la llamaban, Sefarad). La expulsión de los judíos se hizo mediante el “Edicto de Granada”. La redacción del mismo estuvo encargada al famoso inquisidor Tomás de Torquemada.

El decreto de expulsión dictaminaba varias condiciones, una de ellas era: “los judíos podrían vender sus bienes inmuebles y llevarse el producto de la venta en forma de letras de cambio —no en moneda acuñada o en oro y plata porque su salida estaba prohibida por la ley— o de mercaderías —siempre que no fueran armas o caballos, cuya exportación también estaba prohibida—”. Algunos se convirtieron, pero los que se fueron tuvieron que malvender sus bienes debido a que contaban con muy poco tiempo y tuvieron que aceptar las cantidades a veces ridículas que les ofrecieron en forma de bienes que pudieran llevarse porque la salida de oro y de plata del reino estaba prohibida –la posibilidad de llevarse letras de cambio no les fue de mucha ayuda porque los banqueros, italianos en su mayoría, les exigieron enormes intereses.

La razón que se escondía tras la decisión, además del recelo histórico de los cristianos contra los hebreos, era la necesidad de acabar con un grupo de poder que algunos historiadores, como Wiliam Thomas Walsh, han calificado como «un Estado dentro del Estado». Su predominio en la economía y en la banca convertía a los hebreos en los principales prestamistas de los reinos hispánicos.

sefar--644x362

Con todo, esta medida no fue unicamente española, ni siquiera fue pionera. La primera expulsión masiva la había ordenado Eduardo I de Inglaterra en 1290. Los grandes reinos europeos habían acometido varias ráfagas de expulsiones desde el siglo XII, en muchos casos de un volumen poblacional similar al de 1492. Así, el Rey Felipe Augusto de Francia ordenó la confiscación de bienes y la expulsión de la población hebrea de su reino en 1182. Una medida que en el siglo XIV fue imitada otras cuatro veces (1306, 1321, 1322 y 1394) por distintos monarcas. También fueron reseñables las que tuvieron lugar en el Archiducado de Austria y el Ducado de Parma, ya en el siglo XV.

Para saber más…

Expulsión de los judíos de España
Edicto de Granada
La expulsión de los judíos de 1492: la leyenda que construyeron los enemigos de España