En abril de 2014, se lanza la campaña “#Notabugsplat” (no aplastes al bicho) que consiste en tratar de combatir la falta de sensibilidad que tienen los operadores de aviones no tripulados (drones) en una pequeña pantalla en una sala de control a miles de kilómetros de distancia.

notabugsplat

En la jerga de los operadores de drones un objetivo es “un bicho al que hay que aplastar”. La campaña organizada se pregunta: ¿qué pasaría si miraran las caras de sus víctimas? Y para esto nace “#Notabugsplat” para hacer representaciones gigantes en Pakistan para que los militares pongan cara a sus víctimas.

Para saber más…

Sitio Oficial de #Notabugsplat

Ilustraciones gigantes le muestran a los drones los rostros de sus objetivos